El término epigenética se usa para describir las modificaciones genéticas hereditarias no atribuibles a cambios en la secuencia de ADN primaria. Las modificaciones epigenéticas desempeñan una función esencial en la expresión génica y, por consiguiente, sustentan el desarrollo, la regulación y el mantenimiento de las células normales. Los hábitos, la alimentación y los factores ambientales pueden provocar cambios epigenéticos.

Dos de las modificaciones epigenéticas investigadas con más frecuencia son:

  1. Interacciones entre las proteínas y el ADN (por ejemplo, fijación de proteínas al ADN)
  2. Metilación de nucleótidos de citosina (C) en el contexto de un nucleótido de citosina-fosfato-guanina

Dado que la expresión del miARN puede influir en los mecanismos epigenéticos, también puede contribuir a los cambios epigenéticos.

Más información


Análisis de la metilación
Dado que la metilación de ADN CpG (citosina-fosfato-guanina) no se conserva durante la amplificación del ADN, el análisis de la metilación requiere el tratamiento del ADN para preservar o seleccionar el estado de la metilación antes de la secuenciación de ADN. Las técnicas usadas para preparar el ADN para el análisis de la metilación son la selección de ADN metilado mediante el enriquecimiento por afinidad, la compartimentación enzimática mediante enzimas sensibles a la metilación o el tratamiento químico del ADN con bisulfito.
  Secuenciación de inmunoprecipitación de cromatina (ChIP-Seq)
Las proteínas fijadas al ADN pueden influir en la expresión de los genes y en la accesibilidad y el empaquetamiento del ADN. Para analizar estas interacciones, los complejos de proteínas y ADN se pueden aislar mediante la inmunoprecipitación de cromatina (ChIP) y, a continuación, caracterizar mediante la secuenciación del ADN asociado. Este método se llama ChIP-Seq.

Para uso exclusivo en investigación. No diseñado para uso terapéutico o diagnóstico en animales o seres humanos.