Documentos informativos sobre alérgenos

Cladosporium herbarum Datos de alérgenos, síntomas y tratamiento

Year round
Year round
Allergy Insider

Cladosporium herbarum

El Cladosporium es una fuente importante de alergia al moho inhalado, lo que significa que las personas que tienen sensibilidad al C. herbarum pueden experimentar síntomas después de inhalar sus esporas.1,2 Aunque se considera un moho de exteriores estacional y se encuentra en todo el mundo principalmente en plantas, suelos y alimentos, también puede colonizar una gran cantidad de superficies interiores.3-5 De hecho, el Cladosporium se encuentra entre los tres hongos interiores en suspensión en el aire más comunes (junto con el Penicillium y el Aspergillus). Dicho esto, las concentraciones en interiores de este moho parecen aumentar junto con el incremento de las concentraciones al aire libre.6

De crecimiento relativamente lento, el Cladosporium muestra una variedad de colores, incluidos el marrón oliva, el marrón negruzco, el marrón, el color ante y el gris.7 La producción de sus esporas comparativamente secas suele alcanzar su máximo por la tarde, lo que puede aumentar los síntomas de exposición al aire libre.8 En términos de prevalencia, los estudios varían ampliamente, pero un estudio de prueba cutánea reveló una reacción alérgica en el 42 por ciento de los niños menores de 4 años.9

¿Dónde se encuentra el Cladosporium?

Aunque las especies de Cladosporium son abundantes en todo el mundo, predominan en climas templados.14 La temperatura óptima para el crecimiento del Cladosporium herbarum es de 18 a 28 °C, pero puede crecer por debajo de los 0 °C e incluso puede vivir en la carne congelada.9 El C. herbarum se encuentra principalmente en plantas, suelos y alimentos, y también puede colonizar una gran variedad de superficies interiores, como paneles de ventanas y el aislamiento en sistemas de calefacción y refrigeración.3,5 Esto se debe a que el moho se reproduce a través de esporas, que pueden transportarse por el aire, el agua y los insectos.10,15 Por lo tanto, incluso si un hongo se origina al aire libre, a menudo puede entrar en una vivienda de diversas formas: a través de puertas, ventanas, respiraderos y sistemas de calefacción y aire acondicionado.16

Aunque este moho puede ser claramente visible a veces, en otras ocasiones es indetectable a simple vista. A menudo se puede encontrar en baños y sótanos, y en superficies como tejidos, madera, papel pintado, alfombras, moquetas, alféizares, rejillas, muebles tapizados, grifos y cortinas. El Cladosporium está extremadamente extendido en interiores, ya que según algunos estudios de contaminación del aire, todos los hogares analizados en Canadá contenían esporas de Cladosporium, al igual que el 70 por ciento de los hogares estadounidenses analizados de manera similar.9

Prepárese para su próxima cita con su profesional sanitario. 

Rellene nuestro monitorizador de síntomas

Obtenga más información sobre las opciones de pruebas de alergia de IgE específica.

Más información

¿Hay otros alérgenos a los que podría estar sensibilizado?*

Algunas personas con alergia al Cladosporium herbarum también pueden experimentar síntomas cuando están expuestas a otros tipos de moho. Esto se denomina reactividad cruzada y ocurre cuando el sistema inmunitario de su cuerpo identifica las proteínas o componentes de diferentes sustancias como estructuralmente similares o relacionados biológicamente, lo que desencadena una respuesta.6

*Es posible que estos productos no estén autorizados para uso clínico en su país. Consulte a su profesional sanitario para conocer la disponibilidad.

¿Cómo puedo controlar mi alergia?

Si usted es alérgico al moho, su profesional sanitario le puede recomendar un plan de manejo de la alergia que incluya lo siguiente.2,10,18,19

  • Limite su tiempo al aire libre durante las temporadas en las que el moho está más activo.
  • Utilice mascarilla cuando manipule o traslade materias vegetales, y evite barrer o quemar hojas secas.
  • Evite graneros y silos, el heno, la paja y los musgos de turbera.
  • Utilice filtro certificado para el asma y la alergia en la unidad de calefacción y aire acondicionado, y cambie los filtros con regularidad.
  • Emplee deshumidificadores para reducir los niveles de humedad interior a menos del 45 por ciento con objeto de crear un entorno en el que el moho tenga menos probabilidades de prosperar.
  • Mejore el flujo de aire a través de las habitaciones abriendo las puertas entre estancias, alejando los muebles de las paredes y usando ventiladores.
  • Utilice extractores en baños y cocinas para sacar la humedad de las estancias.
  • Arregle cualquier fuga en las tuberías, compruebe si hay condensación en las ventanas y elimine las fuentes de humedad.
  • Repare las goteras, limpie los canalones y asegúrese de que el agua de lluvia se drene lejos de su vivienda.
  • Limpie a fondo y con regularidad fregaderos y bañeras, las juntas de las puertas del refrigerador y los cubos de la basura.
  • Retire la ropa de las lavadoras nada más acabar y limpie las juntas de goma con regularidad.
  • Elimine las fuentes de humedad de los sótanos, como las fugas de tuberías y la filtración de aguas subterráneas.
  • Ponga en marcha los extractores durante y después de duchas y baños.
  • Retire cualquier alfombra de baños y sótanos.

Su profesional sanitario le puede prescribir uno de los siguientes medicamentos para mejorar los síntomas de la alergia:

  • Los antihistamínicos se suelen utilizar para reducir síntomas como estornudos, picor y goteo nasal.
  • Los corticosteroides nasales se utilizan para reducir la inflamación de la nariz y bloquear las reacciones alérgicas.
  • Los descongestionantes en aerosol orales y nasales se pueden emplear para aliviar la congestión.
  • Antiinflamatorios como el Montelukast, que pueden ser eficaces en el tratamiento de la alergia al moho.
  • El lavado nasal diario con un frasco de presión con agua salada puede ayudar a limpiar los elementos irritantes y aliviar los síntomas nasales.

¿Busca más información sobre alergia y consejos de tratamiento?

Visite la sección Vivir con alergia

Síntomas comunes

Los síntomas de alergia al moho pueden variar de leves a graves y de una persona a otra.2 La reacción puede ocurrir casi inmediatamente después de la exposición o puede retrasarse. Los síntomas son más comunes entre mediados del verano y principios del otoño, pero, puesto que los mohos crecen tanto en interiores como en exteriores, las reacciones alérgicas pueden ocurrir durante todo el año.10

Los síntomas suelen incluir uno o más de los siguientes:2,11

  • Congestión nasal
  • Goteo nasal
  • Estornudos
  • Ojos irritados y llorosos
  • Tos
  • Sibilancias
  • Picor de ojos, nariz y garganta
  • Piel seca y escamosa

La sensibilización al moho también es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades de las vías respiratorias superiores e inferiores, como la rinitis alérgica (también conocida como fiebre del heno) y el asma alérgica.4,12

Un pequeño porcentaje de asmáticos con alergia al moho inhalado también puede desarrollar urticaria alérgica (habones) cuando comen o beben cualquier cosa que contenga levadura o moho.13 Además de causar reacciones alérgicas, los mohos también pueden causar infecciones junto con reacciones tóxicas.3

¿Cómo sé si soy alérgico?*

Junto con su historial de síntomas, las pruebas de punción cutánea o los análisis de IgE específica en sangre pueden ayudarle a determinar si es alérgico a un alérgeno en particular. Si le diagnostican una alergia, su profesional sanitario elaborará un plan de manejo de la alergia junto con usted.

*Es posible que estos productos no estén autorizados para uso clínico en su país. Consulte a su profesional sanitario para conocer la disponibilidad.

¿Existe riesgo de que se produzca una reacción grave?

No hay informes creíbles en la literatura médica que documenten la exposición en interiores a los mohos como causa de anafilaxia.17 Sin embargo, la exposición y la sensibilización a los alérgenos fúngicos pueden contribuir al desarrollo y empeoramiento de enfermedades alérgicas como la rinitis alérgica y el asma.6

  1. Pomés A, Chapman MD, Wünschmann S. Indoor Allergens and Allergic Respiratory Disease. Curr Allergy Asthma Rep. Jun 2016;16(6):43. doi: 10.1007/s11882-016-0622-9. PMID: 27184001; PMCID: PMC4976688.
  2. Mayo Clinic [Internet]. Rochester, MN: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 3 abr 2019. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/mold-allergy/symptoms-causes/syc-20351519.
  3. Storey E. Guidance for clinicians on the recognition and management of health effects related to mold exposure and moisture indoors. Farmington, CT: University of Connecticut Health Center, Division of Occupational and Environmental Medicine, Center for Indoor Environments and Health; 2004.
  4. Ozdemir O (2015) Molds and Respiratory Allergy - Part 1. MOJ Immunol 2(2): 00045. DOI: 10.15406/moji.2015.02.00045. Disponible en: https://medcraveonline.com/MOJI/MOJI-02-00045.pdf.
  5. Piecková E, Jesenská Z. Microscopic fungi in dwellings and their health implications in humans. Ann Agric Environ Med. 1999;6(1):1-11. PMID: 10384209. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10384209.
  6. Fukutomi, Yuma & Taniguchi, Masami. (2015). Sensitization to fungal allergens: Resolved and unresolved issue. Allergology International. 145. 10.1016/j.alit.2015.05.007. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1323893015001161?via%3Dihub.
  7. Mycology Online [Internet]. Adelaida, Australia: Universidad de Adelaida; 15 dic 2016. Disponible en: https://mycology.adelaide.edu.au/descriptions/hyphomycetes/cladosporium.
  8. Baxi SN, Phipatanakul W. The role of allergen exposure and avoidance in asthma. Adolesc Med State Art Rev. abr 2010;21(1):57-71, viii-ix. PMID: 20568555; PMCID: PMC2975603. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2975603.
  9. Ward J., Leduc C. Mold Busters [Internet]. Ottowa, ON, Canadá: Bust Mold Inc.; 4 ene 2019 [17 may 2019]. Disponible en: https://www.bustmold.com/resources/mold-library/cladosporium.
  10. Asthma and Allergy Foundation of America [Internet]. Arlington, VA: Asthma and Allergy Foundation of America; oct 2015. Disponible en: https://www.aafa.org/mold-allergy.
  11. American College of Allergy, Asthma & Immunology [Internet]. Arlington Heights, IL: American College of Allergy, Asthma & Immunology; 23 abr 2018. Disponible en: https://acaai.org/allergies/types/mold-allergy.
  12. Simon-Nobbe B, Denk U, Pöll V, Rid R, Breitenbach M. The spectrum of fungal allergy. Int Arch Allergy Immunol. 2008;145(1):58-86. doi: 10.1159/000107578. Epub 20 ago 2007. PMID: 17709917. Disponible en: https://www.karger.com/Article/FullText/107578.
  13. GI Society [Internet]. Vancouver, BC, Canadá: Canadian Society of Intestinal Research; mar/abr 2004. Disponible en: https://badgut.org/information-centre/health-nutrition/yeast-and-mould-allergy.
  14. Knutsen AP, Bush RK, Demain JG, Denning DW, Dixit A, Fairs A, Greenberger PA, Kariuki B, Kita H, Kurup VP, Moss RB, Niven RM, Pashley CH, Slavin RG, Vijay HM, Wardlaw AJ. Fungi and allergic lower respiratory tract diseases. J Allergy Clin Immunol. Feb 2012;129(2):280-91; quiz 292-3. doi: 10.1016/j.jaci.2011.12.970. PMID: 22284927. Disponible en: https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0091-6749(11)02939-3.
  15. Departamento de Agricultura de Estados Unidos. [Internet]. [lugar desconocido]: Departamento de Agricultura de Estados Unidos; ago 2013. Disponible en: https://www.fsis.usda.gov/wps/wcm/connect/a87cdc2c-6ddd-49f0-bd1f-393086742e68/Molds_on_Food.pdf?MOD=AJPERES#:~:text=The%20spores%20give%20mold%20the%20color%20you%20see.&text=Foods%20that%20are%20moldy%20may,that%20can%20make%20you%20sick.
  16. Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. Atlanta, GA: National Center for Environmental Health; 11 ago 2020. Disponible en: https://www.cdc.gov/mold/faqs.htm.
  17. Bush RK, Portnoy JM, Saxon A, Terr AI, Wood RA. The medical effects of mold exposure. J Allergy Clin Immunol. Feb 2006;117(2):326-33. doi: 10.1016/j.jaci.2005.12.001. Erratum in: J Allergy Clin Immunol. Jun 2006;117(6):1373. Erratum in: J Allergy Clin Immunol. Nov 2014;134(5):1217. PMID: 16514772. Disponible en: https://www.jacionline.org/article/S0091-6749(05)02591-1/fulltext.
  18. Mayo Clinic [Internet]. Rochester, MN: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 3 abr 2019. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/mold-allergy/diagnosis-treatment/drc-20351525.
  19. Nationwide Children’s Hospital [Internet]. Columbus, OH: Nationwide Children’s Hospital; 1976 [oct 2018]. Disponible en: https://www.nationwidechildrens.org/conditions/allergy-to-mold.