Documentos informativos sobre alérgenos

Ratón Datos de alérgenos, síntomas y tratamiento

Year round
Year round
Allergy Insider

Ratón

Los alérgenos de ratón pueden provocar el desarrollo de asma y rinitis (también conocida como fiebre del heno), y son una causa importante de síntomas relacionados con el asma en áreas urbanas y suburbanas. El alérgeno principal de los ratones se encuentra en la orina, los folículos pilosos y la caspa; sin embargo, puede llegar a estar en suspensión en el aire y migrar a través de los edificios.1,2 La alergia al ratón es también un problema de salud ocupacional. Una afección llamada alergia a animales de laboratorio (AAL) se observa comúnmente entre el personal que trabaja con animales de laboratorio en industrias farmacéuticas, laboratorios universitarios e instalaciones de cría de animales, donde la prevalencia oscila entre el 11 y el 44 por ciento. La mayoría de las veces causada por ratones y ratas, se sabe que la AAL afecta a técnicos, cuidadores de animales, médicos y científicos. Los síntomas, incluidos el asma alérgica y la rinoconjuntivitis alérgica (que implica reacciones similares a la fiebre del heno y a la conjuntivitis) a veces pueden comenzar hasta dos o tres años después de la exposición inicial.3

El ratón común es un mamífero principalmente nocturno y, aunque generalmente se considera una plaga, algunos se tienen como mascotas.1 Aunque los ratones habitan en el suelo, también son ágiles escaladores, saltadores y nadadores.4 De hecho, pueden dar saltos de 30 cm de altura, sobrevivir a saltos al suelo de 2,5 m e introducirse por aberturas de tan solo 0,6 centímetros de diámetro. Además, son capaces de viajar boca arriba y escalar miles de superficies verticales como madera, metal, malla de alambre, ladrillos, cables y cuerdas.1

En exteriores, los ratones consumen semillas e insectos, pero en interiores comen casi cualquier cosa digerible.4 Dada su agilidad, los ratones pueden infestar una gran variedad de entornos, como hogares, escuelas, hospitales, tiendas y restaurantes, donde también pueden causar daños estructurales.1,5

¿Dónde se encuentran los ratones?

Los alérgenos se encuentran en la orina del ratón, los folículos pilosos y la caspa; además, se encuentran asentados en el polvo y en suspensión en el aire.1,2 Los roedores pueden infestar innumerables entornos, como hogares, escuelas, hospitales, tiendas y restaurantes, causando síntomas durante todo el año.5 De hecho, en una encuesta sobre las viviendas de EE. UU., el 82 por ciento de los hogares tenían al menos un alérgeno de ratón detectable.1 En general, es más probable que los entornos de viviendas de las zonas urbanas tengan niveles elevados de roedores que los hogares suburbanos.5

Prepárese para su próxima cita con su profesional sanitario. 

Rellene nuestro monitorizador de síntomas

Obtenga más información sobre las opciones de pruebas de alergia de IgE específica.

Más información

¿Hay otros alérgenos a los que podría estar sensibilizado?*

Algunas personas con alergia al ratón también pueden experimentar síntomas cuando están expuestas a otros roedores como ratas, cobayas, hámsteres y conejos. Esto se denomina reactividad cruzada y ocurre cuando el sistema inmunitario de su cuerpo identifica las proteínas o componentes de diferentes sustancias como estructuralmente similares o relacionados biológicamente, lo que desencadena una respuesta.3

*Es posible que estos productos no estén autorizados para uso clínico en su país. Consulte a su profesional sanitario para conocer la disponibilidad.

¿Cómo puedo controlar mi alergia?

Si usted es alérgico a los ratones, su profesional sanitario le puede recomendar un plan que incluya lo siguiente.5,7,9,10

  • Localice y retire los lugares donde se ocultan los ratones y sus fuentes de alimentos.
  • Almacene los alimentos en recipientes sellados.
  • Limpie y retire los recipientes de comida para mascotas después de que hayan terminado de comer.
  • Evite el desorden.
  • Extermine y selle los orificios y grietas para evitar la reinfestación.
  • Limpie a fondo el entorno una vez que se hayan retirado los roedores para reducir los alérgenos residuales.
  • Llame a un servicio profesional de exterminio para controlar las plagas y eliminar factores que puedan favorecerlas (por ejemplo, alimentos o agua), bloquee entradas y mate o ponga trampas para plagas cuando sea necesario.

Su profesional sanitario le puede prescribir uno de los siguientes medicamentos para mejorar los síntomas de la alergia:

  • Los antihistamínicos se suelen utilizar para reducir síntomas como estornudos, picor y goteo nasal.
  • Los corticosteroides nasales se utilizan para reducir la inflamación de la nariz y bloquear las reacciones alérgicas.
  • Los descongestionantes se pueden emplear para aliviar la congestión.

Si está con alguien que está sufriendo una reacción alérgica y muestra síntomas de choque, actúe rápidamente. Compruebe si tiene la piel pálida, fría y húmeda; un pulso débil y rápido; dificultad para respirar; confusión y pérdida de conciencia. Haga lo siguiente de inmediato:

  • Llame a los servicios de emergencia locales.
  • Asegúrese de que la persona esté acostada y elévele las piernas.
  • Administre la epinefrina inmediatamente ante cualquier signo evidente de una reacción sistémica potencialmente grave.
  • Compruebe el pulso y la respiración de la persona, y realice una RCP u otras medidas de primeros auxilios si es necesario.

¿Busca más información sobre alergia y consejos de tratamiento?

Visite la sección Vivir con alergia

Síntomas comunes

La mayoría de la literatura científica se centra en cómo los alérgenos del ratón agravan los síntomas del asma, lo que puede llevar a una reducción de la función pulmonar. Sin embargo, al menos un estudio indica que la alergia al ratón está relacionada con la rinitis (también conocida como fiebre del heno) durante todo el año.6 Los síntomas de la fiebre del heno pueden incluir los siguientes:7

  • Goteo nasal
  • Picor de ojos, boca o piel
  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Ojos rojos y llorosos
  • Tos

Los síntomas de la alergia a animales de laboratorio (AAL), una enfermedad que se observa comúnmente en los trabajadores de las industrias farmacéuticas, los laboratorios universitarios y las instalaciones de cría de animales, incluyen asma alérgica y rinoconjuntivitis alérgica (que implica reacciones similares a la fiebre del heno y el ojo rosa).8

Los alérgenos de los roedores también pueden causar efectos adversos graves para la salud, pero normalmente es necesaria una cadena de eventos para que esto ocurra. Después de la exposición al alérgeno, algunas personas desarrollan alergia. A continuación, una mayor exposición conduce al desarrollo de asma o rinitis (también conocida como fiebre del heno). Una vez presente una enfermedad respiratoria, las exposiciones adicionales pueden causar síntomas respiratorios exacerbados.1

¿Cómo sé si soy alérgico?*

Junto con su historial de síntomas, las pruebas de punción cutánea o los análisis de IgE específica en sangre pueden ayudarle a determinar si es alérgico a un alérgeno en particular. Si le diagnostican una alergia, su profesional sanitario elaborará un plan de manejo de la alergia junto con usted.

*Es posible que estos productos no estén autorizados para uso clínico en su país. Consulte a su profesional sanitario para conocer la disponibilidad.

¿Existe riesgo de que se produzca una reacción grave?

La sensibilización a los animales con pelo es común y un factor de riesgo para el desarrollo de la rinitis alérgica y el asma.3 De hecho, los niños asmáticos sensibles y expuestos a altas concentraciones de alérgenos de ratón en el hogar tienen un mayor riesgo de presentar síntomas, exacerbaciones y reducción de la función pulmonar.6 La alergia a animales de laboratorio (AAL), una alergia ocupacional a los roedores, es común entre los trabajadores de laboratorio.3,8 Aunque los síntomas suelen ser leves, la anafilaxia es posible y podría ser potencialmente mortal.8

  1. Phipatanakul W, Matsui E, Portnoy J, Williams PB, Barnes C, Kennedy K, Bernstein D, Blessing-Moore J, Cox L, Khan D, Lang D, Nicklas R, Oppenheimer J, Randolph C, Schuller D, Spector S, Tilles SA, Wallace D, Sublett J, Bernstein J, Grimes C, Miller JD, Seltzer J; Joint Task Force on Practice Parameters. Environmental assessment and exposure reduction of rodents: a practice parameter. Ann Allergy Asthma Immunol. Dic 2012;109(6):375-87. doi: 10.1016/j.anai.2012.09.019. PMID: 23176873; PMCID: PMC3519934. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3519934.
  2. Baxi SN, Phipatanakul W. The role of allergen exposure and avoidance in asthma. Adolesc Med State Art Rev. abr 2010;21(1):57-71, viii-ix. PMID: 20568555; PMCID: PMC2975603. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2975603.
  3. EAACI, et al. Molecular allergology user’s guide. Pediatric Allergy Immunol. May 2016; 27 Suppl 23:1-250. do: 10.1111/pai.12563. PMID: 27288833. (285-289 p.) Disponible en: http://www.eaaci.org/documents/Molecular_Allergology-web.pdf.
  4. Encyclopedia Britannica [Internet]. Chicago: Encyclopedia Britannica Inc.; 30 abr 2020. Disponible en: https://www.britannica.com/animal/mouse-rodent.
  5. Portnoy J. Organización Mundial de Alergia [Internet]. Milwaukee, WI: Organización Mundial de Alergia; dic 2004 [mar 2018]. Disponible en: https://www.worldallergy.org/education-and-programs/education/allergic-disease-resource-center/professionals/allergen-avoidance.
  6. Matsui EC. Management of rodent exposure and allergy in the pediatric population. Curr Allergy Asthma Rep. Dic 2013;13(6):681-6. doi: 10.1007/s11882-013-0378-4. PMID: 23912589; PMCID: PMC3840032. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3840032.
  7. American College of Allergy, Asthma & Immunology [Internet]. Arlington Heights, IL: American College of Allergy, Asthma & Immunology; 17 jun 2020. Disponible en:
    https://acaai.org/allergies/types/hay-fever-rhinitis.
  8. Kampitak T, Betschel SD. Anaphylaxis in laboratory workers because of rodent handling: two case reports. J Occup Health. 22 Jul 2016;58(4):381-3. doi: 10.1539/joh.16-0053-CS. Epub 6 jun 2016. PMID: 27265535; PMCID: PMC5356946.
  9. Mayo Clinic [Internet]. Rochester, MN: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 14 sep 2019. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/anaphylaxis/diagnosis-treatment/drc-20351474#:~:text=During%20an%20anaphylactic%20attack%2C%20you,Oxygen%2C%20to%20help%20you%20breathe.
  10. Portnoy J. Organización Mundial de Alergia [Internet]. Milwaukee, WI: Organización Mundial de Alergia; dic 2004 [mar 2018]. Disponible en: https://www.worldallergy.org/education-and-programs/education/allergic-disease-resource-center/professionals/allergen-avoidance.